Entrevistas

“Es importante que dentro de la empresa fluyan la innovación y la experiencia adquirida”

EL INSTITUTO TÉCNICO ORTOPÉDICO (ITO) FUE FUNDADO EN 1968 POR ORIOL COHÍ, CONTINUADOR DE UNA FAMILIA DE ORTOPROTESISTAS DE PRESTIGIO INTERNACIONAL DESDE LA DÉCADA DE 1930. EN LA ACTUALIDAD, ITOSA CUENTA CON UN EQUIPO DE SESENTA PROFESIONALES ENTRE MÉDICOS, ORTOPEDISTAS ORTOPROTÉSICOS, FISIOTERAPEUTAS, AUXILIARES Y TÉCNICOS EN INFORMÁTICA, ADEMÁS DE CONTAR TAMBIÉN CON EL EQUIPAMIENTO Y LAS TÉCNICAS MÁS AVANZADAS EN EL CAMPO DE LA ORTOPEDIA. ESTE AÑO, CON MOTIVO DE SU 40º ANIVERSARIO, LA CONSELLERA DE SANIDAD, MARINA GELI, INAUGURÓ LAS NUEVAS INSTALACIONES DE LOS CONSULTORIOS Y TALLERES, DONDE SE HAN INCORPORADO LAS INNOVACIONES MÁS RECIENTES EN FABRICACIÓN RÁPIDA MEDIANTE SISTEMAS INFORMÁTICOS Y ROBOTIZADOS, QUE PERMITEN OFRECER A LOS PACIENTES UNO DE LOS ÍNDICES MÁS ALTOS DE FIABILIDAD EN CUANTO A RESULTADOS.

¿Cómo resumiría la trayectoria empresarial de ITOSA durante estos cuarenta años de trabajo personalizado adaptado a la diversidad de los pacientes, de multitud de casos tratados y, por supuesto, de la investigación y el desarrollo constantes llevados a cabo?

Desde nuestros inicios, en ITO hemos tenido muy claro que la prioridad de nuestra actividad era el paciente. Por ello, hemos procurado tener en cuenta el aspecto científico de nuestros trabajos ortopédicos. Las ortesis deben ser funcionales y su función tiene que obedecer a su prescripción, pero esto no sería suficiente si, además, no resultaran cómodas de usar y estéticamente compatibles con su función.

Con este fin hemos realizado una gran labor de I+D, siguiendo las pautas de los principales centros ortoprotésicos internacionales. Hemos participado activamente en ponencias en los congresos más importantes de nuestra especialidad, y hemos procurado transmitir a nuestros colaboradores las experiencias adquiridas mediante formación continuada, lo que nos permite estar al día del conocimiento de las técnicas más actuales en tratamientos ortésicos y protésicos.

¿Dónde cree que reside su éxito a la hora de posicionarse como empresa líder en la fabricación de ortesis y prótesis por ordenador?

Siempre hemos sido conscientes de que nuestro trabajo tiene una gran parte de artesanía, pero con la incorporación de estudios biomecánicos entendimos que nuestra labor tenía también un fondo científico, que nos proporcionó un camino paralelo al desarrollo de la traumatología y la rehabilitación. Integramos en nuestro equipo de estudio de I+D+i a traumatólogos y rehabilitadores, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales, con quienes colaboramos en la edición de varias obras que siguen siendo actualmente libros de texto en diversas escuelas nacionales e internacionales de técnica ortopédica. Todo ello nos llevó al convencimiento de que la fabricación de ortesis y prótesis no se podía sustentar solamente sobre una base de artesanía, sino que esta fabricación artesana, unida al talento del técnico ortopédico, debía obedecer a unos protocolos científicos que hicieran posible que estas ortesis y prótesis fueran eficaces para el tratamiento de las patologías del aparato locomotor. Y hallamos un gran aliado en los técnicos de fabricación por CAD-CAM(Computer Aided Design – Computer Aided Manufacturing), que ya implantamos en el año 1990.

Teniendo en cuenta que la I+D+i es muy importante en todo el proceso de fabricación, y también en la innovación de materiales, ¿podría comentarnos algunos avances significativos en este campo? Nos consta, por ejemplo, que algún amputado con prótesis llegó a pisar el pódium en campeonatos paralímpicos.

Efectivamente, al conocimiento y desarrollo de los técnicos ortopédicos se unieron el de nuevos materiales y una palabra, INNOVACIÓN, que venía a resolver los problemas planteados por nuestros amputados, quienes ya no se conformaban sólo con “volver a caminar”, sino que querían reintegrarse a sus obligaciones laborales, practicar deportes, etc. Por eso hemos participado en programas de I+D+i dedicados exclusivamente a estos fines. Así, se crearon las prótesis electrónicas y, posteriormente, las biónicas, llamadas “inteligentes”. Alguno de nuestros pacientes ha conseguido medallas en los Juegos Paralímpicos que se organizan como complemento a los Juegos Olímpicos.

¿Cómo entró en contacto con la Fundación Ascamm, y cuáles fueron los temas de colaboración?

Conocimos a la Fundación Ascamm como resultado de la necesidad de fabricar “todas” las ortesis y las prótesis mediante un sistema protocolizado y robotizado. Nos propusimos trabajar en un programa subvencionado parcialmente por ACC1Ó para contribuir al desarrollo e innovación de técnicas ortoprotésicas en nuestro país. Como fruto de ello, actualmente colaboramos en el programa de desarrollo de un robot que “obedezca” las órdenes para fabricar todas y cada una de las ortesis y las prótesis que nos prescriben los especialistas para tratamientos conservadores de la patología del aparato locomotor, y que amplíe la posibilidad de dichos tratamientos conservadores mediante software específico e introduciendo nuevas ortesis y prótesis.

En el campo de la I+D+i, ¿cuáles son sus principales objetivos a corto y medio plazo, y cómo ve la colaboración con el Centro Tecnológico de Ascamm para realizarlos?

El profundo conocimiento, no sólo del cuerpo del trabajo que desarrolla nuestra empresa, sino también del entorno que la rodea (técnicos, materiales, estudios biométricos, biomecánicos, etc.), hace indispensable la colaboración con otras entidades como, en nuestro caso, la Fundación Ascamm, la cual, mediante su personal altamente cualificado, pone a nuestro alcance las transferencias y los intercambios de tecnología que de otro modo serían inalcanzables para una pyme. Las ortopedias deben tener claro adónde quieren llegar y cuáles son sus competencias. No se trata solamente de “vender ortopedia”, sino que, mediante el estudio, la investigación y la medición con equipos altamente especializados, es necesario colaborar en el avance de sistemas que pongan a disposición de los usuarios de ortesis y prótesis lo que sea más útil y adecuado a sus necesidades.

¿Cree que es fundamental la transferencia de conocimiento? ¿Qué actividades se desarrollan en ITOSA en esta faceta, y qué consejo daría a otros profesionales del sector en este campo?

Por supuesto que es fundamental la transferencia de conocimiento. Es importante que dentro de la empresa fluyan la innovación y la experiencia adquirida durante todos estos años de trabajo diario entre todos los especialistas que formamos parte del equipo de ITO: fisioterapeutas, técnicos ortoprotesistas, terapeutas ocupacionales, etc. También es útil la transferencia de conocimiento que compartimos con otras compañías nacionales e internacionales y con centros tecnológicos, porque nos aporta una visión más específica en disciplinas que complementan y potencian nuestro sector.